Cuaderno de bitácora

sábado, noviembre 10, 2007

1, 2, probando, probando

No se por qué extraña conexión química en mi cerebro he recordado el nombre de ese fantástico juego que venía con los móviles Nokia cuando los MMS eran unos chocolates pequeños de colores con un cacahuete en medio. El caso es que me he acordado también de que tenía un blog a medias con un apañero y me he pasado por él a ver si seguía en marcha.

Efectivamente, está en un estado de pausa que, como indicaba el post que precede a éste que estoy escribiendo ahora mismo, no tiene pinta de cambiar.

Así que a los que veníais aquí a leer el último gran artículo del señor Parraman, que siga esperando, que su PDM no le deja descansar ni un segundo.

domingo, junio 18, 2006

Perdonen las disculpas

Tenemos esto de capa caída. Éste no pretende ser el típico post de blog, en el que el autor se disculpa por no actualizar. No, no lo es. Se que no podéis vivir sin saber qué comí ayer ni si la cerveza que se bebió el apañero Pablo el viernes estaba bien tirada o no.

Se que las hordas silenciosas que leen esta bitácora se preguntan ahora mismo que qué narices es este mensaje si no es un post de los que comentaba antes. Pues ni idea, pero no es un post de disculpa por no escribir porque no tengo la más mínima intención de pedir perdón. Éste es mi (nuestro) blog y me lo follo escribo cuando quiera. Además, con nuestros PDM particulares tenemos el tiempo ocupado hasta arriba.

Mañana, si eso, comentamos cómo ha perdido España contra Túnez. Pero ahora, de momento, pasamos de escribir nada más.

lunes, junio 12, 2006

Puntualidad

De siempre he sido bastante puntual en mis citas. No es algo maniático, pero en cierta medida se podría decir que prefiero esperar a ser esperado. No me gusta la sensación de llegar tarde cuando he quedado con un grupo de personas (y mucho menos cuando he quedado con sólo una persona).

Pero por otro lado, cuando he leído lo siguiente, más que reirme (que lo he hecho), me ha dado por pensar que si se hiciera esto, me iba a quedar sin amigos muy prontito:

Aunque soy maniáticamente puntual intento comprender a aquellos que no tienen semejante "manía". Al fin y al cabo si lo normal es lo que ocurre más veces, el raro soy yo.

Sin embargo hay ocasiones -y este fin de semana ha sido una de ellas- en que a uno le hubiera gustado pertenecer alguno de los pocos pueblos que a lo largo de la historia fueron capaces de acabar con tan extendida práctica.

Creo que ya lo conté una vez, pero la "idea" merece ser recordada. Los galos tenían una costumbre un tanto "extrema" -pero terriblemente efectiva- para evitar los retrasos. En las grandes asambleas de representantes empleaban una convincente fórmula para que todos estuvieran en su sitio y a su hora y que consistía en matar, sin excepción, al último que llegaba.

Quizá una medida un tanto radical, pero hay que reconocer que desde luego muy, pero que muy, efectiva.


Lo ha escrito el bueno de peluche.

domingo, junio 04, 2006

Dapper Drake rulezz!

Hace 4 días, el 1 de Junio, salió por fin la última versión de la que para mí, actualmente, es la distribución de Linux por excelencia: Ubuntu. La versión 6.06, con el nombre el clave de Dapper Drake, es el resultado de muchos meses de trabajo de Canonical Ltd., la compañía del multimillonario sudafricano Mark Shuttleworth.

Se han puesto muchas espectativas en esta última versión. Es la primera que tendrá un soporte de largo recorrido (Long Term Support o LTS). Mientras que las actualizaciones y parches de las anteriores versiones sólo se mantenían durante 18 meses, la versión de Escritorio de la Dapper Drake tendrá soporte durante tres años y la de Servidor durante cinco.

Entre las novedades de esta versión se incluye un nuevo instalador totalmente gráfico, muy sencillo de utilizar y que permite redimensionar las particiones del disco duro para dejar espacio a la bestia ;-). Instala la versión 2.14 de GNOME, aunque también hay versiones para algun que otro entorno de escritorio :-).

Después de probarlo durante estos últimos días he de decir que estoy encantado con el nuevo sistema. No he vuelto a arrancar el otro sistema en el ordenador de casa desde el jueves. En las anteriores versiones de Ubuntu tuve algún problema con el sonido, esta vez todo ha funcionado a la primera. Los desarrolladores han dispuesto además un wiki donde poder encontrar la solución para poder ver algunos formatos propietarios pero que, por desgracia, son utilizados por la gran mayoría de usuarios de Internet. En este documento se explica cómo instalar el reproductor Flash, los codecs para poder ver vídeo en formato VMW o DIVX, etc.

jueves, junio 01, 2006

La evolución del baile

No, no voy a escribir un tratado sobre cómo ha ido modificándose el ritual de cortejo en pistas de baile a lo largo de los tiempos.

Mejor que lo veáis en vídeo:

lunes, mayo 29, 2006

Momento friki

Me acabo de acordar, un pelín tarde, de un momento friki que tuve una vez en el cine.

Estaba con unos colegas de clase, viendo Van Helsing (cosa que ya es censurable de por sí) cuando, en una escena en la que el prota está colgando de un puente y mira hacia su compañera de acción, me levanto de la butaca y suelto (con profunda voz de Gandalf):

¡¡Corred, insensatos!!


Las risas de mis amigos y la cara con la que me miraron los que estaban alrededor no tiene precio.

Pregunta de ignorante

¿Qué es un tour de force? Últimamente no hago más que leer impresionantes tour de force y no se lo que son. Yo siempre los había llamado novelas largas. Incluso si hilamos más fino, lo que yo leo son novelas de ciencia ficción largas. O incluso novelas de ciencia ficción largas, en varios volúmenes y que cuentan historias que rozan lo increíble.

¿Pero qué narices es un tour de force y por qué las editoriales españolas no han conseguido aún encontrarle un sinónimo en español?

domingo, mayo 21, 2006

Cuán complicado es medir el tiempo...

La mayoría de la gente no se preocupa por cómo se mide el tiempo... Sencillamente se limitan a sincronizar sus relojes personales con el que emiten las cadenas de televisión a través del teletexto o con las señales horarias que marcan cada hora en las emisiones de radio. Pero.. exáctamente ¿cómo se mide el tiempo? ¿Quién decide qué hora es en este preciso instante? ¿Por qué son necesarios los años bisiestos? ¿Por qué hay años en los que hay que retrasar un segundo los relojes?

La humanidad desde tiempos inmemoriales se ha preocupado por medir el tiempo. Contar los días entre las distintas estaciones para conocer los cambios en el clima y ajustar los periodos de siembra y cosecha era fundamental para la propia supervivencia de las sociedades. El primer calendario universalmente utilizado era el calendario Juliano, implantado por Julio César en todo el Imperio Romano como sustituto del calendario romano en el año 45 BC (o, cómo se numeraban los años entonces, en el 709 desde la fundación de La Ciudad). Similar a nuestro calendario actual, estaba formado por años de 365 días divididos en 12 meses. Para compensar la diferencia temporal con el movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol, cada cuatro años se añadía un día más. El problema de este calendario era que añadía demasiados días puente. En un calculo aproximado, los equinoccios y los solsticios se adelantaban 11 minutos cada año. En el Siglo XVI la diferencia era ya significativa. La iglesia católica decidió, bajo el mandato del papa Gregorio XIII, modificar el Calendario Juliano estándar para que las celebraciones de Semana Santa coincidiésen aproximadamente en la misma época que se estableció en el Primer Concilio de Nicea en el año 325 CE. Para ello, se complicó un poco más el sistema de días puente: cada cuatro años se añadiría un día más al mes de Febrero, excepto si el año es divisible entre 100 y no es múltiplo de 400. Este calendario se estableció para los territorios del orbe católico en el año 1582 y recibió el nombre de Calendario Gregoriano en honor al Papa que lo promovió. Inicialmente lo instauraron únicamente España y Portugal junto con todos los territorios que dominaban, la Mancomunidad Polaco-Lituana y la mayor parte de Italia. Paulatinamente se fue extendiendo al resto de naciones. En la actualidad es el calendario más utilizado y el que se emplea para medir el Tiempo Universal.

A pesar del cambio introducido con el Calendario Gregoriano, seguía existiendo un pequeño desfase con respecto al tiempo astronómico debido a que la velocidad de traslación de la Tierra con respecto al Sol es irregular. Este desfase es muy reducido (del orden de segundos) y, si no se requiere mucha precisión, incluso es perfectamente despreciable. El problema surgío con la llegada de las nuevas tecnologías en el Siglo XX.

Los nuevos avances tecnológicos posibilitaron la creación de nuevas aplicaciones que necesitaban de la máxima precisión a la hora de medir el tiempo. La tecnología de los relojes atómicos hizo posible la medición temporal de alta precisión. La Oficina Internacional de Pesas y Medidas redefinió el segundo como la duración de 9 192 631 770 períodos de la radiación correspondiente a la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del isótopo de cesio 133 medidos a cero grados kelvin. Los relojes atómicos utilizan esa medida para marcar el tiempo.

En la actualidad existen tres medidas de tiempo fundamentales:

  • El Tiempo Universal (Universal Time o UT). Se mide calculando la posición de la Tierra con respecto al resto de cuerpos celestes. Para ello, se emplea un método conocido como Interferometría de línea de base muy larga (Very Long Baseline Interferometry).
  • El Tiempo Atómico Internacional (International Atomic Time o TAI). Se obtiene a partir de las medidas de tiempo de más de 300 relojes atómicos distribuidos por el globo. Se sincronizó con el Tiempo Universal el primero de enero de 1958. En los años que han pasado desde entonces, ha acumulado un desfase con respecto a éste de alrededor de 33 segundos.
  • El Tiempo Universal Coordinado (Coordinated Universal Time o UTC). Tiene como base la medida del Tiempo Atómico Internacional, desfasando de ésta un número entero de segundos. Aproximadamente está ajustado al Tiempo Universal. Para realizar este ajuste, cada cierto período de tiempo se retrasa un segundo la medida temporal.
Esta última medida de tiempo es la más utilizada actualmente en el planeta. Los tiempos civiles que emplean los distintos países se calculan mediante desfases enteros de este reloj. Por ejemplo, la Unión Europea tiene definidas tres zonas horarias:

  • WET (Western European Time). Es la zona temporal que utilizan las islas británicas, Canarias y Portugal. En invierno, está sincronizada con UTC. En verano, debido al cambio de horario, pasa a ser la zona WEST (Western European Summer Time), esto es, UTC + 1.
  • CET (Central European Time). Es el huso horario empleado por la mayoría de países de la Unión, entre ellos España. En invierno es UTC + 1. En verano el desfase se incrementa en una hora, pasando a ser UTC + 2 (CEST, Central European Summer Time).
  • EET (Eastern European Time). Es el que tienen establecido la mayoría de los países de la frontera este de la Unión, como las repúblicas bálticas o Grecia. UTC + 2 en invierno y UTC + 3 en verano, pasando en ese intervalo a llamarse EEST (Eastern European Summer Time).